Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme COMPAS Método COMPAS
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

Edito
François Grünewald

Los desafíos que esperan a la nueva coordinadora de las Naciones Unidas para la ayuda humanitaria

Valerie Amos acaba de tomar posesión, en Nueva York, de su cargo como Coordinadora de Asuntos Humanitarios de la ONU. Con una reputación de mujer valiente y una larga experiencia de la diversidad, la Sra. Amos hace su entrada en un momento crucial para la ayuda humanitaria.
Los esfuerzos de la OTAN y la Unión Europea por integrar la ayuda humanitaria en sus programas estratégicos son cada vez mayores. Las misiones integradas de la ONU van en el mismo sentido. « Bunkerizada », militarizada, politizada, la ayuda humanitaria se convierte en un instrumento de la gestión de crisis y se arriesga a perder las características que permiten a las víctimas acceder a la ayuda y la protección. La defensa de este espacio humanitario será el primer gran reto para la Sra. Amos.
Aunque es verdad que la ONU desempeña un importante papel en la ayuda humanitaria, hace falta des-ONUizar esta última. Los actores nacionales, las ONG y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja se sienten, a menudo desatendidos y, a veces incluso instrumentalizados por la ONU y sus agencias. La Sra. Amos, presidenta del Comité permanente inter-agencias (IASC), tendrá que dar pruebas de una gran sensibilidad para evitar tensiones y divisiones. En cuanto hay problemas de seguridad, la ONU se encuentra paralizada. ¡Las ONG y el CICR se encuentran en primera línea! Respetar y preservar la diversidad del mundo de la ayuda humanitaria será un segundo reto.
También tendremos que salir del atolladero al que nos conducen las visiones estandarizadas y volver la vista hacia la complejidad del mundo. Las « best practices » no existen, sino sólo « good practices » vinculadas a contextos específicos. La Sra. Amos tendrá que « dejar atrás los convencionalismos ». Groupe URD se encuentra comprometido con estos grandes retos desde hace mucho tiempo y está dispuesto a aportar su contribución.

François Grünewald