Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             
Inicio | Actividades | Investigación | El proyecto PMIS (Participatory Management of Irrigated Systems), estudio de los procesos de gestión social del agua en Afganistán

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme COMPAS Método COMPAS
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

El proyecto PMIS (Participatory Management of Irrigated Systems), estudio de los procesos de gestión social del agua en Afganistán
2005 - 2008, en colaboración con AKF

El proyecto PMIS es un proyecto de investigación de tres años (2005-2008) llevado a cabo por Groupe URD et Agha Khan Foundation for Afghanistan (AKF). El objetivo global era el de mejorar el proceso de gestión social del agua. Groupe URD se encarga de analizar el estado de la cuestión en 4 canales situados en las provincias de Baghlan y Takhar.

 El contexto

Entre el 80% y el 90% de la producción agrícola afgana procede de tierras irrigadas. Durante los últimos 25 años, la guerra, los desplazamientos de refugiados y la inseguridad durante la época post talibán han tenido consecuencias graves sobre los sistemas de irrigación, los cuales fueron concebidos para responder a necesidades que, desde entonces, han evolucionado considerablemente. La cuenca del Amu Daria, cerca de Kunduz es una de las zonas agrícolas más favorecidas de Afganistán. Lo que en otro tiempo era conocido como « el granero de Afganistán » aún produce el mejor trigo del país y una parte de la producción de verduras.

 El proyecto PMIS

El objetivo principal del PMIS, financiado casi íntegramente por la Unión Europea, era el de ayudar a reducir la pobreza mediante la mejora de la seguridad alimentaria. Se trataba de ayudar a las comunidades a mejorar la gestión social y técnica de las redes de irrigación y garantizar la integración de los más pobres en dicha gestión.

Ello implicaba, principalmente:

  • El refuerzo de los conocimientos en materia de prácticas de gestión del agua;
  • Una mayor implicación y mejor organización de los usuarios agrícolas de las aguas de riego;
  • El refuerzo de capacidades institucionales afganas, con el fin de garantizar la distribución, gestión y uso del agua de forma justa y eficaz.

Para ello, en octubre de 2005 se comenzó a trabajar sobre cuatro canales: los canales de Zargar y Nahr-e-Said en la provincia de Takhar, y los de Jangharoq y Qelagai en la provincia de Baghlan.

El primer año de investigación se concentró en los diferentes aspectos que condicionan la gestión del agua:

  • Trazado cartográfico de las redes de irrigación, análisis del estado de las infraestructuras hidráulicas y de los puntos críticos y dificultades experimentadas;
  • Organización social pasada y presente vinculada a la utilización de dichas redes de irrigación, luchas de poder relacionadas y el papel de los mirabs, especie de intendentes que ocupan un lugar fundamental en el sistema afgano de gestión del agua;
  • Antecedentes agrícolas de la región, dinámicas socio-económicas y agrícolas en curso y su relación con los recursos hídricos.

El objetivo es el de identificar la mejor forma de acompañar, en esta fase post conflicto, la movilización de grupos de usuarios, con el fin de evitar nuevos conflictos y construir los fundamentos de una gestión sostenible y social del agua.

El proceso de movilización social permitió la creación y formalización de agrupaciones de usuarios del agua, de manera que se integraran en el nuevo esquema de organización nacional de la gestión del agua según una división en cuencas. El objetivo era el de elaborar y formalizar progresivamente una serie de reglas comunes de gestión del agua para tres canales. Se trataba principalmente de hacer de mediadores para catalizar, favorecer y formalizar modos de funcionamiento definidos por las comunidades.

Groupe URD se encargó de elaborar, a partir de las conclusiones de la investigación, orientaciones metodológicas para la movilización social. Además, había que capitalizar y comunicar, especialmente con el gobierno central, acerca de los avances de la organización de los usuarios y de las necesidades de regulación, para una participación activa en la construcción del marco jurídico y regulador, tanto a nivel local como nacional.

Durante el último año, una actividad complementaria de investigación se dedicó a las condiciones de acceso al agua de las mujeres, a sus usos, necesidades y prácticas para la gestión de dicho recurso. También se prestó atención a los impactos de los modos de gestión del canal por parte de los hombres sobre las actividades de la población femenina y las mejoras que podían realizarse en este sentido.