Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             
Inicio | Publicaciones | Ayuda humanitaria en marcha | Ayuda humanitaria en marcha n°2 | En pro de un enfoque integrado y multi-sectorial de la nutrición en los programas de urgencia, de rehabilitación y (...)

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme COMPAS Método COMPAS
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

En pro de un enfoque integrado y multi-sectorial de la nutrición en los programas de urgencia, de rehabilitación y de desarrollo: algunas herramientas y pistas de reflexión
Charlotte Dufour

Mientras que se le da importancia esencialmente en las situaciones de hambruna, la nutrición puede, sin embargo, desempeñar un papel central en la planificación, la aplicación y la evaluación de los programas de urgencia, de rehabilitación y de desarrollo, incluso cuando parece invisible. Mucho más allá de la distribución de alimentos o suplementos alimentarios, la nutrición puede ser la piedra angular de un enfoque integrado y multisectorial, centrado en las necesidades de la población.

 Introducción

Un niño sentado en el suelo sobre el polvo; sus brazos y piernas son más delgados que varas, su barriga un poco hinchada y su mirada está vacía; su madre lo sostiene, con los ojos habitados por la angustia y algo de vergüenza: no ha sido capaz de alimentar a su hijo. Un niño y una madre hambrientos: ése es el rostro de la acción humanitaria. Los índices de malnutrición aguda: señal de alerta última que desencadenarán o no una acción humanitaria de envergadura. El centro de nutrición terapéutica: el lugar por excelencia del gesto humanitario, del que el niño sale salvado y sonriente, la madre radiante de alivio. La nutrición se ha convertido, muy a pesar suyo, en la imagen de la tragedia y del milagro humanitario a los ojos del público.

Pero, tras este papel casi mítico, relegado a situaciones de extrema miseria, ¿no será la aportación de la nutrición a los programas humanitarios, de rehabilitación y de desarrollo más modesta y sin embargo más central en cuanto a la planificación y la puesta en marcha de programas de calidad centrados en las necesidades de la población civil? La malnutrición aguda grave no es más que la punta del iceberg: mientras que ésta no afecta más que a entre un 0,1 y un 6% de los niños de menos de 5 años en situación de crisis, entre el 5 y el 20% (a veces incluso el 25%) se encuentran afectados de malnutrición aguda moderada y más de la mitad de malnutrición crónica (retraso en el crecimiento), sin hablar de la falta de micronutrientes que afecta a niños y adultos, aumentando el riesgo sanitario y reduciendo la capacidad de trabajo. La nutrición es una necesidad fundamental que se encuentra en el centro de las muchas necesidades de los civiles afectados por una crisis, incluso cuando parece invisible.

Lejos de ser un ámbito reservado a un puñado de expertos en nutrición, la nutrición es una disciplina que puede ofrecer herramientas a todos y cada uno de los profesionales de la ayuda humanitaria, ya sean ingenieros especialistas en saneamiento, médicos, agrónomos, enfermeras, sociólogos, personal logístico, jefes de misión o desk. Ninguno de ellos puede hacerlo solo, pero cada uno puede desempeñar un papel para garantizar que ese niño y esa madre hambrientos no esperen la solución última: el tratamiento de la malnutrición grave. O bien cuando ello se revela inevitable, que no tengan que volver algunos meses más tarde, o que el hermano o la hermana menores no sufran la misma suerte que su hermano mayor. ¿Cómo? Este artículo se propone ofrecer algunas claves y pistas de reflexión.