Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             
Inicio | Publicaciones | Ayuda humanitaria en marcha | Ayuda humanitaria en marcha n°5 | Estrategias de influencia de las ONG Internacionales sobre las políticas públicas

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme COMPAS Método COMPAS
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

Estrategias de influencia de las ONG Internacionales sobre las políticas públicas
Véronique de Geoffroy - Alain Robyns

Los límites de la acción de solidaridad internacional « en directo », o sólo operacional, son hoy en día más patentes de lo que lo eran hace años. Una acción de solidaridad, por muy pertinente que sea, no podría resolver por sí misma el conjunto de problemas que son la causa de las necesidades a las que ella intenta responder. Como dichos problemas tienen un origen político, la acción necesita interesarse por las políticas públicas. A partir de este razonamiento, muchas ONG internacionales han desarrollado, en diferentes grados, verdaderas estrategias de influencia política. Hoy en día, dichas organizaciones dedican, de la misma forma que otros sectores de actividad, medios considerables a actividades de lobby dirigidas a instancias de decisión a nivel nacional o internacional (Estados u organismos internacionales).

 El papel de las ONG: ¿contrapoderes o consejeros del poder público?

La incidencia política es un sistema de acciones que comportan diversas actividades, en general combinadas entre sí y en coherencia con la estrategia elegida. Sensibilización, movilización, consejo especializado, constitución de redes y lobby son todos ellos elementos de una estrategia de influencia política. La elección de una estrategia concreta dependerá de diferentes factores que son función del diálogo instaurado con las autoridades, la disposición demostrada por éstas, el análisis de los riesgos y la cultura de la organización.

Aunque tradicionalmente se orientaban hacia una incidencia externa [1] de movilización pública y contestación violenta, hoy en día un gran número de ONG internacionales toman como objetivo de su acción a los responsables políticos y optan por una actividad de incidencia interna. Un estudio realizado en 2003 a instancias de CONCORD [2] demuestra que, históricamente, el impacto de las campañas colectivas de presión externa de las ONG sobre las decisiones y directivas de la Comisión Europea es limitado. Dicho estudio concluye la necesidad de reexaminar las estrategias de influencia sobre las instituciones europeas y sus funcionarios, menos accesibles para las campañas de opinión pública. Recomienda fundar el lobby en un mejor análisis de los circuitos internos de decisión de la Unión Europea, determinar posiciones sobre las diferentes problemáticas y ponerse de acuerdo sobre mensajes que serán transmitidos por una acción política « de pasillo » o de lobby clásico.

Con una gran experiencia en el terreno, estas ONG se implican activamente en los debates y cuestiones de actualidad, reflejo de una participación ciudadana, con el fin de influir en las políticas públicas. Sin duda alguna, las ONG internacionales han ganado, a lo largo de los últimos años, el reconocimiento de las instituciones que ellas contestan. « De esta forma, ya han ganado dos batallas importantes: al animar el debate social y político internacional, han conducido a mucha gente hacia la acción política, y se han impuesto como interlocutores de los Estados y las empresas más poderosas » [3].

La creación de redes internacionales de ONG capaces de captar y organizar información, tomar posiciones, constituir observatorios sobre la aplicación concreta de las decisiones internacionales o de seguimiento de los compromisos políticos permite acompañar este proceso de construcción de una gobernanza mundial, cumpliendo una función de barrera de seguridad [4]. Pero su capacidad para influir y modificar las « reglas del juego » en el proceso de mundialización es aún muy limitada en comparación a la de los Estados y los actores económicos privados.


[1] Es decir, acciones de movilización de la opinión pública para influir en la política, colocando el debate en una situación de enfrentamiento con la esperanza de atraer la atención e incitar a una respuesta pública. Este tipo de acción de presión se distingue de la incidencia interna o técnica que reside en un trabajo consistente en solicitar a los responsables políticos una respuesta, ofreciéndoles un aporte en análisis y conocimientos específicos, o por medio de la participación en reuniones de trabajo técnico y, eventualmente, la negociación en consejos consultivos.

[2] Etude sur l’efficacité des stratégies d’influence politique des ONG, Mirjam van Reisen, EEPA.

[3] La montée en puissance des acteurs non étatiques, Christian Chavagneux, Université de Sussex, Centre for Global Political Economy ; L’Economie Politique et Alternatives Economiques – versión abreviada y ligeramente modificada de una contribución de Christian Chavagneux al informe Gouvernance mondiale, 2002, n°37, publicada por el Conseil d’analyse économique.

[4] Las coaliciones internacionales de ONG, del lobbying a la contribución a la gobernanza mundial (ver http://www.institut-gouvernance.org/fr/analyse/fiche-analyse-31.html).