Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             
Inicio | Publicaciones | Ayuda humanitaria en marcha | Ayuda humanitaria en marcha n°3 | Favorecer el intercambio entre los actores humanitarios en torno a la geomática, una vía a tener en (...)

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme COMPAS Método COMPAS
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

Favorecer el intercambio entre los actores humanitarios en torno a la geomática, una vía a tener en cuenta

Si bien, como lo decía Yves Lacoste, « la geografía sirve también para hacer la guerra » , la gestión de la información y las formas de visualización cartográficas son herramientas con una probada eficacia en la coordinación, para un mejor seguimiento, interno y entre organizaciones. Con un enfoque holístico, SIG puede ser utilizado a lo largo de todo el ciclo de proyectos, durante el diagnóstico, el análisis de zonas, la restitución y la difusión de la información… En cuanto herramienta, SIG puede aplicarse a las problemáticas humanitarias, como la gestión de riesgos, de la seguridad, el seguimiento de proyectos, los movimientos de población, el agua y el saneamiento.

 La geomática: un conjunto de herramientas muy útiles

La geomática, esa palabra que algunos calificarán de « bárbara », no ha entrado aún en el lenguaje corriente. Sin embargo, las soluciones aportadas por sus herramientas se revelan hoy en día muy útiles, principalmente en el ámbito de la acción humanitaria. La geomática, nacida de la contracción entre « geografía » e « informática » reúne el conjunto de técnicas, herramientas y métodos que permiten representar, analizar e integrar datos de componente geográfica. De esta forma, los Sistemas de Información Geográfica (SIG), la teledetección (adquisición y tratamiento de imágenes de satélite) y el GPS son herramientas de la geomática. Si bien los sectores del medio ambiente y de la defensa han impulsado el desarrollo de dichas técnicas durante los años setenta, otros sectores han tomado rápidamente el relevo, como por ejemplo la ordenación territorial, el desarrollo rural, el urbanismo, la logística e incluso el marketing, y, por supuesto, la acción humanitaria.

 Historia de la geomática al servicio de la acción humanitaria

En el sector humanitario, numerosos proyectos de cartografías temáticas, de espaciomapas o incluso de bases de datos geográficos han visto la luz desde hace 20 años (OCHA, CICR, UNOSAT…). Sin embargo, la mayoría de estos proyectos se mantienen a un nivel local y están fundados únicamente en la cartografía. Son realizados a escala de una región o de un país y a menudo están destinados a una sola organización. La mayor parte de estos proyectos han aportado la información deseada y, así, han cumplido perfectamente su función. Sin embargo, desde el punto de vista de GeOnG, conferencia celebrada el pasado septiembre con la presencia de una quincena de agencias de las Naciones Unidas y ONG, las esperanzas parecían dirigirse hacia un despliegue más importante de los SIG y más tarde hacia una estandarización de datos geográficos compatibles. ¿Por qué estas esperanzas? ¿Cuáles son, hoy día, las carencias en el sector de la geomática?

 La geomática aún es un asunto de especialistas

A pesar de los numerosos proyectos que utilizan técnicas de la geomática ya realizados, parece que los SIG son todavía un asunto de especialistas. Prueben a utilizar el término Pcode (Populated Place code) durante una reunión y verán que pocos actores humanitarios saben de qué se trata. Hoy día, un buen número de hojas de cálculo destinados a la cartografía no cuentan con ningún código que permita realizar el vínculo con la geometría. El empleo sistemático de la cartografía y de las técnicas elementales de los SIG no se han generalizado todavía en el medio de la acción humanitaria.

¿Ello sería útil? ¿En qué medida la información geográfica resulta hoy en día esencial? Las organizaciones humanitarias necesitan herramientas de apoyo a la decisión, de representación espacial de un gran número de datos (carretera, puntos de agua, hospitales, localización de los IDP, etc…) y de herramientas simples de adquisición de datos.

En el caso de los campos de desplazados, el SIG permite hacer un seguimiento de las fases de la vida en los campos, planificar, establecer las dimensiones de las instalaciones, llevar un seguimiento desde la instalación hasta el desmantelamiento, realizar evaluaciones del impacto medioambiental de los campos (ver los trabajos realizados en Kenia por el IRD) [1]. En este caso el SIG permite trabajar a diferentes escalas, ofrece sistemas rápidos y cartografías que permiten hacerse una idea de la situación.

De manera general, los SIG y las bases de datos también sirven para capitalizar la información. Ello permite no estar obligado a recomenzar sistemáticamente una tarea que, al menos en parte, ya ha sido realizada alguna vez en el pasado.

Estos últimos años, las técnicas ha evolucianado mucho y hoy día permiten una más fácil alimentación de los sistemas. Los desarrollos recientes de los sistemas abiertos de « tags » permite señalar una información por parte de los no especialistas, gracias a OSM [2] y Google Map maker [3] por ejemplo. Esto permite integrar informaciones geográficas de base en el SIG sin conocimientos muy avanzados por parte del operador de campo. Gracias a esta mayor cantidad y, en ciertos casos, calidad de datos, el geomático estará en disposición de integrar todas las informaciones y ofrecer análisis más completos.