Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             
Inicio | Publicaciones | Ayuda humanitaria en marcha | Ayuda humanitaria en marcha n°6 | La vulnerabilidad de Haiti a los seísmos: para una perspectiva histórica y un mejor análisis de los (...)

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme COMPAS Método COMPAS
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

La vulnerabilidad de Haiti a los seísmos: para una perspectiva histórica y un mejor análisis de los riesgos
Yvio Georges - François Grünewald

El riesgo sísmico parece ser el gran ausente de las políticas de reducción de riesgos de catástrofes en Haití. Los planes de prevención tienden a concentrarse en los fenómenos climáticos. Pero precisamente porque ningún sector (social, productivo y de infraestructuras) ha estado exento, el seísmo del 12 de enero de 2010 debe servir de base para la elaboración de una nueva cultura de la gestión de riesgos entre la población, los actores económicos y los responsables políticos.

 Vulnerabilidad y consecuencias de los seísmos de gran magnitud

Los seísmos de gran magnitud producen, en general, consecuencias que sobrepasan ampliamente la capacidad de respuesta de los poderes locales. Generan pérdidas humanas y económicas considerables. La población pierde el resultado de numerosos años de acumulación, mientras que las infraestructuras y servicios públicos a menudo se ven afectados drásticamente.

El seísmo del 12 de enero de 2010 en Haití es un ejemplo de este tipo de dramas. Ha devastado las ciudades de Port-au-Prince, Léogâne, Gressier, Grand Goâve y Petit Goâve en el departamento del Oeste, y la ciudad de Jacmel en el Suroeste. Este seísmo ha afectado a los sectores vitales del país, principalmente los sectores sociales y productivos, así como las infraestructuras. Los daños y pérdidas contabilizados son considerables y se elevan a unos 7 804 millones de dólares US [1].

Antes del seísmo del 12 de enero, el país y su población eran muy vulnerables a las catástrofes. Numerosos factores como el empobrecimiento, la fuerte presión ejercida sobre la cobertura vegetal, la ausencia de normas de construcción, la urbanización anárquica, tanto en zona de seísmos como en zonas sometidas a riesgos de inundación, la fuerte densidad de población en ciertas zonas, la deficiencia de las infraestructuras, la mala planificación y gestión del espacio constituyen factores de vulnerabilidad a las catástrofes conocidos como « socio-naturales », un concepto que indica que un acontecimiento natural no se convierte en catástrofe sino cuando se encuentra con una sociedad mal preparada.


[1] Haïti Earthquake PDNA: Assessment of damage, losses, general and sectoral needs, 2010.