Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             
Inicio | Publicaciones | Ayuda humanitaria en marcha | Ayuda humanitaria en marcha n°7 | Los niños creadores y creativos de Haití son los auténticos artífices del futuro del país

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme COMPAS Método COMPAS
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

Los niños creadores y creativos de Haití son los auténticos artífices del futuro del país
Daniel Derivois

 

 Una experiencia de animación con niños en Gonaives

El pasado mes de julio animamos una formación sobre el tratamiento de víctimas en Puerto Príncipe, dirigida a jóvenes profesionales y/o estudiantes de psicología o trabajo social [1]. De forma paralela, nos desplazamos hasta la ciudad de Gonaives, situada a 150 kms de Puerto Príncipe, con el fin de animar una jornada de actividades artísticas y lúdicas para niños desfavorecidos. Formábamos un equipo de cuatro personas (un psicólogo, un médico, una educadora especializada y una monitora-educadora), reunidos con los niños y unos cuantos profesionales locales en una pequeña escuela de la ciudad.

En las inmediaciones de la escuela se reunieron unas cuantas familias que venían a acompañar a los niños, los cuales esperaban tranquilos, a veces tristes y cansados, a veces sonrientes y curiosos. Las sesiones de canto, juegos y dibujo libre, además de una comida distendida, favorecieron un clima relajado, entre excitación y expectación. Los niños dibujaban « libremente » peces, barcos, casas, corazones… Expresaban, a su manera, lo que aún se encontraba caliente, en espera de representación en su psiquismo, en el aquí y ahora. Durante el proceso de creación, les apoyábamos con la mirada, la palabra y el gesto. Para terminar, les incitamos a construir un relato sobre/de sus dibujos. Ciertos relatos guardaban relación con los dibujos, otros no tenían nada que ver con los trazos de colores. Presumiblemente, estos últimos no eran más que un soporte al servicio de un despliegue de la imaginación hacia historias soñadas.

Los niños han demostrado que son capaces de apropiarse de los apoyos del grupo para improvisar, reinventar lo real, reactualizar ciertas huellas – a menudo sin darse cuenta. Se proyectaron escenas íntimas, secretas, apoyadas en los dos grupos que habíamos constituido. Escenas psíquicas disimuladas detrás de un guiño, un suspiro, una sonrisa, un estallido de risa o una búsqueda constante de contacto físico.

Entre los niños que participaron en la jornada, un niño de unos 7 años, de mirada perdida, nos llamó especialmente la atención. Nos miraba con intensidad. Perdió a sus padres en el terremoto de Puerto Príncipe. Su tía lo acogió en la ciudad de Gonaives, la ciudad que cierto número de víctimas de las catástrofes de 2004 y 2008 (quizás sus padres se encontraban entre ellas) abandonaron para ir a la capital, Puerto Príncipe. Él debía ser tan sólo un bebé o tener 5 años cuando se produjeron dichas catástrofes en la ciudad. ¿Qué recuerdo puede haber guardado? ¿Qué habrá visto a una edad tan temprana? ¿Qué es lo que habrá visto de las fuerzas desatadas de la Naturaleza? ¿Qué es lo que habrá visto de esta ciudad siniestrada y convertida a pesar suyo en ciudad refugio? ¿Qué puede haber leído en los rostros de su entorno inmediato? ¿Qué puede haber comprendido de su doble desarraigo? ¿De sus migraciones, internas y externas? ¿Lo dirá algún día? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Sabremos algún día – nosotros, adultos, profesionales de la acción social, de la acción humanitaria, investigadores, políticos, etc. – reconocer los signos de su herencia emocional diez, veinte o treinta años más tarde? ¿Estamos preparados para prever el sentido que su descendencia dará a dicha herencia? ¿Estamos dispuestos y preparados para aceptar las huellas de la « larga duración »? ¿Sabremos tomarlas en cuenta a la hora de concebir los dispositivos de cuidados médicos, de educación y de desarrollo en general?


[1] Dicha formación fue organizada por la asociación IMPACT (Iniciativa Meridional de Planificación de la Acción y de Cooperación Técnica) Francia, con la colaboración de la Fundación Derivois y del CIFAS (Centro de Información y de Formación de Administración de la Salud – Ministerio haitiano de Salud Pública y de Población).