Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             
Inicio | Publicaciones | Ayuda humanitaria en marcha | Ayuda humanitaria en marcha n°1 | Movilización de actores humanitarios en torno al Consenso Europeo sobre Ayuda Humanitaria

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme COMPAS Método COMPAS
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

Movilización de actores humanitarios en torno al Consenso Europeo sobre Ayuda Humanitaria
Véronique de Geoffroy - François Grünewald

El Plan de Acción de Plaisians (PAP) propone un mecanismo de seguimiento multiactor sobre las grandes disposiciones estratégicas y los compromisos clave del Consenso Europeo en materia de Ayuda Humanitaria.

En diciembre de 2007, gracias a la energía de la presidencia portuguesa de la Unión, se firmó en Lisboa el Consenso europeo en materia de ayuda humanitaria. El Consejo de Europa, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea se comprometían así con los valores fundamentales y con los principios universales de la acción humanitaria (independencia, imparcialidad, neutralidad, universalidad), destacando la importancia de las Naciones Unidas, de las ONG y del Movimiento de la Cruz Roja. Este Consenso representa un progreso esencial porque afirma una visión compartida de una acción humanitaria fundada en principios y a la búsqueda de una mayor eficacia al servicio de la población civil.

Un año después y aprovechando la presidencia francesa de la Unión Europea, más de 70 personas se reunieron en el pequeño pueblo de Plaisians, en la Drôme provenzal, del 23 al 25 de octubre de 2008. Se trataba de pasar revista, con ocasión de la 6ª edición de la Universidad de Otoño de la Acción Humanitaria, a la puesta en marcha de este Consenso y a los desafíos de un seguimiento ciudadano. Procedentes de instituciones europeas (DG ECHO), de Estados miembros (Francia, Alemania, Bélgica), de instituciones de investigación españolas, británicas y francesas, de ONG (Médicos del Mundo, Intermón Oxfam, VOICE, etc.) y de universidades (Consejo Académico de las Naciones Unidas, Universidades de Montpellier y de Aix-en-Provence, París XII-Créteil), desarrollaron el Plan de Acción Plaisians (PAP).

Este PAP es una proposición militante de mujeres y hombres que, desde instancias de países diferentes, reconocen los valores reflejados en el Consenso Europeo en materia de Ayuda Humanitaria y tratan de desarrollar mecanismos para potenciar su aplicación. Parte del principio que la aplicación y el respeto de un Consenso como éste sobrepasa la sola responsabilidad de los Estados. Interpela a los actores de la acción humanitaria, principalmente aquellos procedentes de la sociedad civil, así como a los representantes políticos, ya sea a nivel europeo o a nivel de los Estados miembros.

Este plan de acción establece como condición previa la puesta en marcha de una estrategia de comunicación sobre el Consenso dirigida a los Estados, las opiniones públicas, los actores de la acción humanitaria, las instituciones interestatales (ONU, OTAN, etc.) y los medios de comunicación.

Comprende el establecimiento de un mecanismo del tipo “observatorio multiactor” del Consenso Europeo en materia de Ayuda Humanitaria, en el que podrán colaborar las ONG y sus plataformas, principalmente VOICE, CONCORD y las plataformas nacionales de los Estados miembros, los think tanks, los sindicatos, etc.

Alienta la realización de planes de acción nacionales para la introducción del Consenso en los dispositivos de los Estados. Se tratará principalmente de apoyar a los nuevos Estados miembros en su proceso de apropiación de los principios fundadores de la acción humanitaria europea.

Por otra parte, el PAP permitirá un seguimiento de la aplicación de las grandes disposiciones del Consenso, principalmente aquellas relativas al respeto del Derecho Internacional Humanitario (DIH) y de los principios humanitarios. En este contexto, y para clarificar las interacciones con la esfera política, el Consenso Europeo en materia de Ayuda Humanitaria estipula que la acción humanitaria no es una herramienta de gestión de situaciones de crisis. Sin embargo, invita a los Estados a representar íntegramente su papel e interpela al cuerpo diplomático para que obre en favor de una mejora del acceso a la población civil. De esta forma, el PAP ofrecerá un marco de seguimiento y, en caso de necesidad, de interpelación, con el fin de garantizar que las responsabilidades sean efectivas al mismo tiempo que garantiza el respeto de los principios humanitarios.

El PAP promueve un compromiso de todos por la mejora de la calidad de la respuesta, tanto en los casos de extrema urgencia como en los de crisis duraderas y a menudo olvidadas. La cuestión de la calidad es generalmente una cuestión que atañe a una responsabilidad compartida entre actores y proveedores de fondos. De esta forma, sostiene la idea de que se ponga más atención en las fases previas a la crisis, principalmente en todo lo concerniente a la prevención y a la preparación de los desastres.

Por último, el PAP crea un contexto que permite mantener un seguimiento para que sean respetados los compromisos adquiridos con el fin de dirigir la utilización de las fuerzas armadas y de la protección civil en la acción humanitaria. Desea contribuir de esta forma a la defensa de un espacio humanitario amplio y abierto, en el que los principios humanitarios permitan el acceso, la asistencia y la protección de las poblaciones que las guerras y los desastres han sumido en un estado de vulnerabilidad extrema.

Para su estructura, el PAP se inspira en el Plan de acción con el que la Comisión Europea se ha dotado para sostener la aplicación del Consenso. Así mismo, los campos de acción 1 a 7 del PAP retoman los títulos del Plan comunitario.

 

Véronique de Geoffroy - Directora de operaciones, Groupe URD
François Grünewald - Director general y científico, Groupe URD

Más información