Desde mayo de 2015, ya no podemos mantener la traducción de nuestra página web española.             
Inicio | Publicaciones | Ayuda humanitaria en marcha | Ayuda humanitaria en marcha n°7 | La reactivación económica y social en zona rural tras el seísmo en Haití: vincular emergencia, rehabilitación y (...)

La revista de Groupe URD

Herramientas y métodos

Quality & Accountability COMPAS Quality & Accountability COMPAS
CHS Core Humanitarian Standard (CHS)
Pictogrammme Sigmah Sigmah Software
Pictogrammme Reaching Resilience

Reaching Resilience
Pictogrammme brochure Kit de formación: acción humanitaria y medio ambiente
Pictogrammme brochure Manual de la participación
Pictogrammme globe terrestre Misión Calidad
Pictogrammme PRECIS Humatem Método PRECIS

La reactivación económica y social en zona rural tras el seísmo en Haití: vincular emergencia, rehabilitación y desarrollo
Peggy Pascal - Erwin Schmitt - Fabien Thomas

 

  5- Enfoques divergentes que responden a las necesidades del post-seísmo

El seísmo del 12 de enero ha conducido a muchas organizaciones humanitarias a intervenir en Haití pero, por desgracia, la respuesta ofrecida no siempre se encuentra en adecuación con las necesidades reales de la población. Ciertas organizaciones mantienen estrategias de consecuencias que pueden resultar nefastas desde diversos puntos de vista. Casi un año después del seísmo, algunas organizaciones siguen distribuyendo comida sin realmente dirigir dichas distribuciones a las familias cuyos miembros sufren de malnutrición, o ponen en práctica proyectos de « Comida a cambio de Trabajo », cuando el verdadero problema no es la disponibilidad de la comida, sino su accesibilidad. Este tipo de intervenciones puede entrar en competencia directa con los mercados locales, que cuentan con buenos suministros en alimentos variados. Afortunadamente, numerosas organizaciones humanitarias han optado por estrategias de mayor implicación en programas cuyo objetivo es el traspaso de recursos financieros (dinero a cambio de trabajo, por ejemplo) que en la distribución de alimentos.

Además, ciertos proyectos de gran intensidad de mano de obra, ya funcionen sobre el principio de « comida a cambio de trabajo » o el de « dinero a cambio de trabajo », se llevan a cabo durante los momentos de mayor actividad agrícola, con el riesgo de alejar a la población del trabajo en los campos. Este tipo de proyectos también puede presentar un impacto nefasto en la disponibilidad de la mano de obra agrícola, ya que para los campesinos resulta más interesante trabajar por un salario pagado por una ONG, a menudo muy superior que el que pueden pagar los propietarios o gerentes de las plantaciones.

 6- El futuro de los proyectos de reactivación de la agricultura en estado de emergencia

Actualmente, Haití se encuentra aún inmerso en una situación de emergencia, a causa de la lentitud de la reconstrucción y de la epidemia de cólera que hace estragos desde octubre de 2010. Podríamos, por lo tanto, plantearnos la cuestión de saber si los proveedores de fondos van a seguir movilizándose para financiar este tipo de proyectos, que se enfrentan a problemas de fondo del sistema campesino en Haití pero requieren un trabajo a medio e incluso a largo plazo. Ello parecería indispensable en vistas del gran potencial de la agricultura haitiana, capaz de asegurar una producción suficiente para una gran parte de la población, y sólo puede resultar positivo en un país que se ha permanecido demasiado en la dependencia respecto a la ayuda extranjera.

 

Erwin SCHMITT es responsable de programas, Fabien THOMAS es responsable de operaciones y Peggy PASCAL experta en ‘seguridad alimentaria y modos de subsistencia’.